DIEZ MOMENTOS EN EL C3
El Centro Cultural de la Ciencia invita a participar de Diez momentos en mi vida (10M), un proyecto artístico que busca generar una historia íntima en la que personas de diversas edades, profesiones y nacionalidades pueden compartir diez de esos momentos que, en cierta medida, marcaron su vida.

¿Qué es?
Es un proyecto artístico en internet, abierto y colaborativo, del artista suizo Mats Staub. 10M nació en idioma alemán en 2013 y ahora se pone en marcha en español, gracias al apoyo del programa para Latinoamérica de Pro Helvetia.

¿Qué se puede contar?
Seguramente recordás momentos emblemáticos en tu vida o que por algún motivo todavía los seguís teniendo presente en tu memoria: aquella vez que descubriste que te gustaba un compañero de escuela; aquella vez que nació un hermanito; un pijama party con amigos; cuando te propusieron matrimonio; te recibiste, realizaste un experimento científico o te llamaron para empezar un nuevo trabajo.
Pero 10M no es un lugar limitado a contar solo cosas agradables que te pasaron a lo largo de tu vida. Se puede participar contando cómo reaccionaste ante un desastre natural que te afectó; la muerte de un ser querido; el exilio a otro país por diferentes motivos o alguna desilusión amorosa. Todos ellos son momentos reales que pertenecen a la colección y forman parte de una historia colectiva.

¿Por qué participar?
10M es un proyecto online, pero no se quedará en la web. Una vez que crezca la colección, va a poder verse en el C3, mediante exposiciones con los relatos de personas de todo el país.
También va a difundirse con acciones en las calles y en espacios públicos, con lecturas en teatros o con un libro.

Puntos a tener en cuenta
Para incluir los momentos hay que ir a la web www.diezmomentos.net y hacer click en "participar". Una vez que lo hagas, se te enviará un formulario online en el que podrás escribir tus 10M. Hay tiempo hasta el 15 de diciembre para escribir. Algunas sugerencias:
1. Empezar por el mes y el año en el que ocurrieron.
2. Describir los momentos en primera persona, en presente y brevemente (máximo 400 caracteres).
3. Por último, no hace falta dar explicaciones porque, como descubrirás, ¡los hechos siempre hablan por sí solos!